La madera es un material clásico, que no pasa de moda, y que se encuentra presente en cada generación de hogares. No solo brinda a nuestra casa una calidez indiscutible, sino que puede dar a cada espacio personalidad y elegancia.

En la cocina también es un elemento que no debe faltar si buscamos crear un ambiente acogedor. Podemos encontrar esta noble amiga de los detalles en muebles, utensilios o decoración. Su principal característica es que es resistente, duradera y se adapta a cualquier necesidad. Te damos algunas formas de incluir madera en tu cocina:

Suelo y Muebles

Es una de las formas más comunes en que podemos encontrar este material en la cocina. En el suelo nos da una sensación de ambiente rústico y, si lo combinamos con muebles de un tono similar, crearemos un espacio armónico y delicado.

 

Foto 1

 

Detalles creando contraste

Una cocina moderna también puede tener toques de madera. Si incluyes encimeras o estantes de este tipo, y los unes a electrodomésticos modernos, seguro que tu cocina será única. También puedes incluir madera en puertas, mesas o colgantes. El contraste siempre refresca y permite versatilidad en los acabados y decoración. El uso de acero inoxidable también es compatible con la madera. Otro tipo de combinación utilizada actualmente es “concreto + madera”. Es un poco más arriesgada que la primera que te mostramos pero muy moderna, ideal para crear un estilo industrial. Es de resaltar la audaz combinación de colores, que destaca detalles sencillos pero representativos de esta cocina.

 

Foto 3

 

Utensilios al estilo Vintage

En las cocinas Vintage suelen ser evidentes accesorios en madera, como paletas para mezclar, recipientes, tablas, taburetes y muebles pequeños. Los detalles dicen mucho en este tipo de estilo, un poco campestre. Le darás el toque final con decoraciones en bronce o tonos marrones. Lo tradicional no pierde vigencia en estas cocinas, que evocan los amplios espacios donde cocinaban nuestras abuelas.

 

Foto 4

 

Colores tierra y verdes

El uso del color también es determinante, para resaltar la madera que podamos colocar en nuestra cocina. Generalmente se usan colores cálidos, como rosa y naranja, y fríos como blanco y verde. Bien dicen que para gustos, los colores. Lo importante es que tu cocina refleje tu estilo y vaya acorde a tu estilo de vida.  Este es un ejemplo de cómo una sola paleta de verdes puede dar personalidad a espacios pequeños.

 

Foto 5

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR